Centenario del Nacimiento del Padre Ángel Isidro Salvador Gutiérrez

P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M. VILLA RICA, 1980

P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M.
VILLA RICA, 1980

El 06 de noviembre de 2014, se cumplen cien años del nacimiento del sacerdote, pedagogo, poeta, escritor y gran difusor de la cultura en la Selva Central del Perú: P. Ángel Isidro Salvador Gutiérrez (España, 06 de noviembre de 1914−Villa Rica, 17 de diciembre de 1981). Hijo predilecto de la Ordo Fratrum Minorum (OFM) u Orden de Frailes Menores; llega a Villa Rica en el mes de abril de 1978 y, fallecería en ella el 17 de diciembre de 1981, a los 67 años, 1 mes y 11 días de labor infatigable. De él había escrito Fray Luis Blas Maestu Ojanguren: “La vida del P. Isidro Salvador es límpida, sacrificada, incansable, es digna de un hijo del Heraldo del Gran Rey. Entre las óptimas cualidades que tiene el P. Isidro brilla la de ser eximio escritor; recuérdese “El Misionero del Remo” y ser constante y tenaz en sus empresas” (Vamos, Nº 1, Villa Rica 16 de julio de 1978, p. 2 y 3). Y de su arte poética, quién lo duda, hasta ahora es de buen formato, y está impregnado de una amazonia luctuosa con su propio mundo real y absoluto, quizás el primer poema ecológico en nuestra amada tierra y esta se titula: “La Selva Peruana” y dice: Verde…, verde…, verde…,/ La inmensidad sin horizontes ni relieves,/ la sábana arbórea, sin límite, que todo lo cubre.// El bosque es un enredo de sogas y malezas,/ la jungla está preñada de sustos y sorpresas:/ peligro hay en los fangos/ de los terrenos bajos,/ peligro en las distancias/ que agranda la maraña,/ peligro en los insectos sin número, molestos;/ ofidios y las fieras completan este cuadro/ del bosque misterioso en su aspecto ingrato (El Misionero del Remo, Lima 1972, p. 61 y 62). Pero no solo fue poeta, sino que también fue un gran teórico de la vida y de buen bagaje, cuasi un excelso; para nada un excéntrico, al contrario más bien meticuloso, metódico y harto disciplinado. Sus escritos lo dicen, y los que lo conocieron así lo atestiguan.

Producto de aquellas experiencias son: “El decálogo del hombre casado”, “Oración del maestro” y “Los deberes del maestro”, entre otros artículos bien sesudos y reflexivos. En verdad como alguna vez lo dijo el Padre Dionisio Ortiz, OFM: “El Padre Isidro fue un misionero superdotado, muy culto y servicial, y siempre buen religioso” (Pucallpa y el Ucayali. Ayer y Hoy, tomo II, Lima 1986, p. 348).

Al año de haber llegado a Villa Rica, conoce a Fernando Cánepa Fig (70 años), que llega al Valle de Aneczú, Región del Entaz en el año de 1922 cuando solo tenía 13 años de edad y que éste logró conocer en vivo a los seis pioneer que forjaron la Colonia a partir de 1918: Pablo Westreicher Mons (pozucino, cazador y explorador), Carlos Moali (italiano), Marcos Cánepa Daga (huanuqueño), Leandro Andaluz López (pozucino), Guillermo Noblejas (huanuqueño) y Eleuterio Aquino (huanuqueño). Más tarde, el 28 de julio de 1925, don Leopoldo Krause fundaría Rada y Gamio con la participación de 29 familias ya establecidas que harían un total de 89 personas (Vamos, Nº 35, Villa Rica 10 de junio de 1979, p. 154 y 155; Oxapampa, tomo II, Lima 1967, p. 116).

Ya en medio del pueblo de Villa Rica, que había dejado de ser oficialmente Colonia de Rada y Gamio el 17 de marzo de 1940 (Acta de Fundación del Pueblo), intrépido y perseverante, no duda en convertirse en el alma del pueblo y entonces trabaja con denuedo y en estrecha coordinación (palmo a palmo y hombro a hombro) con los alcaldes del distrito: Alfonso Bernaola Cuadros (1974−1978), Hans (Juan Luis) Brack Egg [1978−1980] y Raúl Moisés Schlaefli Westreicher (1981−1982) y, en cada Fiesta Patronal y festival del Café, casi siempre era el Tesorero de la Comisión Central ¡qué tiempos aquellos! y el pueblo crecía y crecía. Pero igual convergía con los Comisarios, Gobernadores, Jueces de Paz, Directores y Médicos jefes en la Capital del distrito, sin descuidar la visita pastoral a medio centenar de caseríos en el Área Rural, jurisdicción de su Parroquia Nuestra Señora del Rosario en la provincia eclesiástica del Vicariato Apostólico de San Ramón.

Y entonces, 36 años más tarde (2014) lo que dijera un candidato al sillón municipal : “Villa Rica hace ocho años atrás (2007), era considerado como un distrito con retraso de treinta años; sin embargo el trabajo, la gestión y la perseverancia de nuestro pueblo y sus líderes, hoy le colocan veinte años adelante, como un distrito próspero, siendo los pioneros en el desarrollo de la Región Pasco”; era negar implícito los avances y el aporte de una generación de hombres generosos, honestos y desprendidos que hicieron lo suyo en su propio tiempo. Al final, el texto terminó siendo una falacia y que en vez de unir a los hombres, terminó dividiendo al pueblo en tres bloques antagónicos, lejos, claro, del humanismo, en especial del humanismo cristiano, que a decir del P. Isidro Salvador: “está animado por una fe “íntegra” que toma partido en las cosas humanas: las penas, las alegrías, las tragedias, los triunfos, los éxitos, los avances…deben integrarse en la fe, que debe tomar una actitud en todo los problemas humanos. Toda la cultura moderna, arte, técnica, ciencia, deporte, turismo,…caben dentro del ilimitado esquema evangélico. Sólo el “humanismo cristiano” llena esta perspectiva y no defrauda las ansias profundas y eternas del corazón humano” (Vamos, Nº 3, Villa Rica 30 de julio de 1978, p. 11).

Del P. Isidro Salvador, ofm, Misionero Franciscano, me sorprenden muchos artículos suyos, en especial porque me acercan a la Amazonia, a un tiempo, a una realidad; y uno de estos se titula: ROGER G. LE TOURNEAU, escrito el 14/03/1954 que comienza diciendo: “Naturalmente nos hubiera agradado más que en vez del colonizador protestante “Le Tourneau, hubiese sido el colonizador “Católico” Le Tourneau; y mucho más nos hubiese complacido que el colonizador fuera no el “norteamericano protestante Le Tourneau”, sino el “peruano católico Llosa, Pérez, Villafranca…” (“Boletín Parroquial”, Año IX, Nº 1, Pucallpa 14 de marzo de 1954).

Pero, ¿quién era Le Tourneau? Rober Gilmour Le Tourneau fue un multimillonario norteamericano protestante, miembro de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera (ACyM) con tendencia de evangelizador; que en 1953 el Gral. Manuel A. Odría le concesionara 400,000 hectáreas de Tierras de Montaña en la margen izquierda del Río Pachitea; y que el 14 de octubre de 1954, se posesionaría de ella. Hasta que llegaría el Gral. Juan Velazco Alvarado con la famosa Ley de la Reforma Agraria (16/09/1970) y lo nacionalizaría todo. Asunto arreglado. Más tarde, esta colonización foránea, se llamaría Tournavista, cuyo nombre recuerda a Rober Le Tourneau, apodado “El Socio de Dios”. Pero como nuestra selva es la fuente de expresionismo mágico amazónico, el cauchero Julio César Arana, también se llamaba “El Socio de Dios”, debido a su poder y leyenda (El Socio de Dios, Federico García Hurtado, UAP, 2011, p. 24).

BAJO EL EXPLENDOR AMAZÓNICO
Pero su obra cumbre, escrita con entusiasmo, cariño y harta vocación literaria, es El Misionero del Remo (Lima, 1972), en el cual inserta, aparte de una serie de datos interesantes sobre la Fundación de Requena (23 de agosto de 1907), la biografía del P. Luis Agustín López Pardo (España, 1872−Iquitos, 1946), Fundador de Requena, además expedicionario a los ríos Tapiche y Blanco, resultado del cual fue la fundación de la misión de Santa María de los Remos (1911), que a fines de 1913 desapareció a causa de la sublevación de los Remos, soliviantados por los caucheros del Tapiche y sus afluentes.
Y 42 años después de haber visto la luz El Misionero del Remo y, tomando un párrafo de sus propias palabras que está en la Presentación del libro y que es como una demostración de cariño, reconocimiento o admiración a sus propias labores de enérgicos promotores del desarrollo y esclarecidos propulsores del progreso, dice: “Un centenario, de nacimiento o de muerte, es una fecha digna de recordación y de celebración, si se trata de hombres beneméritos; y es una buena ocasión para dar a conocer su vida y obras valiosas; también para hacerles pasar de “ilustres desconocidos” a “ilustres conocidos” (El Misionero del Remo, Lima 1972, p. 5).

Esta obra, considerada ya dentro de la Literatura Amazónica del Perú y tratada por analistas, coleccionistas, estudiosos e historiógrafos como: Ricardo Vírhuez Villafane, Joaquín García Sánchez, Manuel Marticorena Quintanilla, Armando Ayarza Uyaco, Ángel Gómez Landeo y Alexander Albán Alencar, entre otros, prosigue su propio destino para la cual fue creada.

PASTA DE LA BIOGRAFÍA NOVELADA: EL MISIONERO DEL REMO DEL P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M.

PASTA DE LA BIOGRAFÍA NOVELADA: EL MISIONERO DEL REMO DEL P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M.

INOLVIDABLE Y DISTINGUIDO
El Padre Ángel Isidro Salvador Gutiérrez, que gustaba firmar como: P. A. Isidro Salvador G. ofm, en vida, fue condecorado con la Orden “El Sol del Perú” (1964) en el Grado de Comendador por los méritos excepcionales prestados a la Nación (expedición del Requena al Yaquerana), y para recordar, la Orden “El Sol del Perú” fue creado por el Generalísimo, Protector del Perú, José de San Martín, firmado el ocho de octubre de 1821 y se hizo con el propósito de honrar y distinguir “… a los guerreros libertadores, ciudadanos virtuosos y hombres beneméritos” y el Padre Isidro siempre fue un sacerdote digno y merecedor a este galardón y con un lugar especial entre sus hermanos de la fe. Más tarde le entregarían las Palmas Magisteriales en el Grado de Amauta y para no olvidar de su paso como hombre y misionero, dos Centros Educativos en el corazón de la Amazonia, llevan su nombre:
Institución Educativa Nº 64053 “Reverendo Padre Isidro Salvador Gutiérrez”, creado por Resolución Directoral Nº 0859 del 20 de mayo de 1982. De nivel Primaria y Secundaria, está ubicado en el distrito de Callería, provincia de Coronel Portillo, departamento de Ucayali.

Y en el distrito de Villa Rica, provincia de Oxapampa, departamento de Pasco, la Institución Educativa Nº 34232 “Padre Isidro Salvador, OFM”, fue promulgada por Resolución Suprema Nº 188 del 23 de junio de 1982 y rubricada por el Presidente Constitucional de la República Arq. Fernando Belaúnde Terry y refrendada por el Ministro de Educación: Fernando Chávez Belaúnde, encargado de la Cartera de Educación en reemplazo del Ing. José Benavides Muñoz.

En el futuro, esperamos que la memoria del P. Isidro Salvador Gutiérrez, O.F.M., sacerdote con mucho prestigio en el desempeño de su noble y elevada profesión, recordado y admirado, de gran virtud y proeza, se le reivindique, y una Universidad Católica lleve su nombre en un justo homenaje póstumo a tan egregio eclesiástico.

GENIO Y FIGURA…
“Preparado y culto, y muy versado en las Ciencias Eclesiásticas y profanas” (Pucallpa y el Ucayali. Ayer y Hoy, tomo I, Lima 1986, p. 10), es oportuno resaltar la labor periodística e intelectual en los que se traslucía su capacidad y el conocimiento de los diversos problemas sociales, producto de los cuales escribiría muchos artículos y publicaría varios libros:

Fundó y dirigió:

  • “Boletín Parroquial” (1941 – 1956) en la ciudad de Pucallpa.
  • Revista “Rayos de Luz”, órgano del Magisterio de Pucallpa.
  • Boletín “Vamos” (1962-1966) de Requena (Loreto), I Etapa.
  • Estuvo en Satipo entre 1966 – 1969. Allí continuó editando el Boletín “Vamos” – Satipo, II Etapa. Igual, allí mismo condujo el Periódico “Estudio”, año 1968. Aparecieron sólo dos números.
  • Llegó a Villa Rica en 1978 y estuvo hasta 1981. Y allí continuó animando el Boletín “Vamos” – Villa Rica, III Etapa, hasta el Nº 136 (que la escribe póstumamente el P. Germán Pino Duran).

Además escribió varios artículos sobre “Folklore Loretano”. Son suyos:

  • “La Cutipe y el pelejo”
  • “Pusangas y pusangueros”.
  • “El rito de la ayahuasca”.
  • “El Aguador”.
  • “El Mitayero”.

Diversos artículos en boletines, revistas, periódicos e informes:

  • “Voz Católica”, Pucallpa, 1960.
  • “Pucallpa”, Pucallpa, 1962.
  • “Florecillas de San Antonio”.
  • “La verdad sobre la histórica y dramática expedición de Requena al Río Yaquerana o Alto Yaravi, en la frontera del Brasil, que durante varias semanas constituyó noticias sensacional, nacional e internacional” (1964).

Así mismo publicó:

  • “Los Patronatos Escolares en los caseríos del Río Ucayali” (1960).
  • Estudio Monográfico de la Provincia del Coronel Portillo (manuscrito).
  • El Misionero del Remo (biografía novelada, 1972).
  • Llenuras salvajes (o quizás: ¿“Llanuras salvajes”?). Obra póstuma (inédita) que es un amplio estudio histórico – geográfico del departamento de Loreto, hoy Región Loreto.
  • Monografía del Vicariato de Requena (inédito).

PROSIGUE LA MISMA MATERIA
El Misionero del Remo, actualmente traducido al idioma inglés, es ¿una novela biográfica o una biografía novelada? Para entenderlo mejor, una novela biográfica tiene muchos elementos de ficción, donde el autor se sirve de la biografía para desarrollar su trabajo sin alterar los datos históricos, reales y evidentes. En cambio una biografía novelada, es una obra en la que se narra la vida de un personaje con severa objetividad y veracidad histórica. Entonces, tratándose de la vida del misionero franciscano P. Luis Agustín López Pardo, el Misionero del Remo, lo nuestro, a todo remo, es una biografía novelada.

Actualmente el P. Isidro Salvador Gutiérrez, OFM, descansa en paz en el Cementerio General del distrito de Villa Rica (Oxapampa), la “Tierra del Café más Fino del Mundo”.

Helmer Tutos Aranda
[Villa Rica, 1° de noviembre de 2014]

TUMBA DEL P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M. VILLA RICA−OXAPAMPA−PASCO

TUMBA DEL P. ÁNGEL ISIDRO SALVADOR GUTIÉRREZ, O.F.M. VILLA RICA−OXAPAMPA−PASCO

This entry was posted in Noticias and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *